Lean Six Sigma – Dmaic – Kaizen

¿Cuándo Reflexionamos?

LA FALTA DE TIEMPO PARA DEDICAR A LA REFLEXIÓN ES UN MAL DE LA ÉPOCA. NOS VOLCAMOS, CADA VEZ MÁS, A LO PURAMENTE OPERATIVO, EN TODAS LAS ÁREAS Y NIVELES. ESTO SE HA NATURALIZADO, SE VE COMO INEVITABLE. EL VACÍO QUE DEJA ESTE FENÓMENO, SE BUSCA CUBRIR, UNA Y OTRA VEZ, CON TECNOLOGÍA INFORMÁTICA, MANTENIENDO PROCEDIMIENTOS OPERATIVOS QUE NUNCA HAY TIEMPO DE REVISAR. LOS PROCESOS DE MEJORA CONTINUA REQUIEREN MOMENTOS Y ESPACIOS DE REFLEXIÓN.

Cuando, en cualquier área y nivel, actuamos de una determinada manera, sólo porque lo marca el sistema o porque figura en un estándar incuestionable, no solo perdemos la oportunidad de lograr un conocimiento profundo nuestros procesos – las leyes de causa y efecto que lo gobiernan y el modo de controlarlos y mejorarlos – sino que, mucho peor, perdemos la oportunidad de entusiasmarnos y de sentirnos partícipes – condición necesaria de un auténtico proceso continuo de mejora.

Para la TOC (Theory of Constraints), hay cuatro creencias que obstaculizan la creatividad del pensamiento:

http://maconsultora.com/wp-content/uploads/2019/04/maconsultora-logo-512-300x300.jpg La realidad es inabordable y demasiado compleja. 

http://maconsultora.com/wp-content/uploads/2019/04/maconsultora-logo-512-300x300.jpg Los conflictos son inevitables y hay que convivir con ellos mediante incómodas soluciones de compromiso.

http://maconsultora.com/wp-content/uploads/2019/04/maconsultora-logo-512-300x300.jpg La culpa la tienen los demás.

http://maconsultora.com/wp-content/uploads/2019/04/maconsultora-logo-512-300x300.jpg Ya sabemos todo lo que se puede llegar a saber sobre nuestros procesos.

Utilizamos herramientas diseñadas para disolver esas cuatro creencias, que facilitan un abordaje sencillo de los problemas, identificando las relaciones de causa y efecto que gobiernan los procesos en cada área de la organización.

Nos permiten obtener soluciones de valor, en un clima distendido y de buen humor donde se logra la percepción de la empresa como un asunto de todos, más allá de lo sectorial.

Six sigma utiliza los criterios de objetividad del método científico para abordar sistemáticamente los problemas crónicos de las empresas y que actúan como obstáculos para el logro de un buen desempeño. Único modo seguro de avanzar sobre aquello que parece inamovible.

Es un abordaje claro, estructurado y participativo que trabaja sobre la calidad de los procesos, sean estos productivos, administrativos, logísticos o comerciales.

Permite definir con claridad la problemática a abordar y las métricas que se utilizarán, exponiendo la brecha entre la situación presente y el objetivo, analizando las relaciones de causa y efecto intrínsecas al problema bajo estudio, elaborando cuidadosamente las propuestas de solución, identificando obstáculos y ramas negativas, guiando la planificación de la implementación, controlando semanalmente su evolución a través de un tablero de comando, verificando y corrigiendo los desvíos, teniendo en cuenta un contexto que puede ser cambiante.

Colaboramos con las empresas en la implementación de Six Sigma DMAIC y sus herramientas, tanto en la capacitación, como en la conducción de las reuniones, hasta el momento en que el entrenamiento y la disciplina de las personas involucradas son suficientes para asegurar la continuidad del proceso de cambio en forma autónoma.